Cocina

Organizar tu cocina

Si vas a organizar tu cocina, y deseas ganar en espacio y practicidad, debes plantearte lo que realmente necesitas, no compres ni acumules utensilios ni artículos que no vayas a utilizar, y mucho menos guardes aquello que esté estropeado.

Para que tu cocina no sea un caos, todo debe estar ordenado, agrupado y clasificado. Además, debe estar cerca de donde lo necesites.

Entonces, en base a lo anterior, ¿Cómo nos organizamos?

La despensa. Clasifica y ordena los productos por tipo de alimentos, colocando lo que caduque antes en primera línea, de esa forma desaprovecharas menos alimentos.

Las ollas. Probablemente los armarios esquineros sean los idóneos para guardar ollas y cazuelas ya que aprovechan mejor el espacio y esos artículos son muy voluminosos.

La vajilla. En su conjunto general la vajilla es muy voluminosa, por ello, tener una balda en la cocina colocando de forma organizada los platos, vasos y tazas que más utilices sea lo más cómodo.

Cajones y armarios. Tanto los cajones como los armarios deben estar cerca de tu placa de cocina, esto te facilitará la tarea de tener a mano todo aquello que necesitas para cocinar.

  • En los cajones coloca los artículos más pequeños, cubiertos, servilletas, trapos de cocina, paletas, etc. 
  • En los armarios puedes colocar platos, vasos, tazas, sartenes, botes de especias, tápers, etc. Todo ello debes ponerlo de forma ordenada, y si quieres aprovechar mejor la profundidad y altura de los armarios ordénalo en bandejas y separadores.Destina un armario para los productos y utensilios de limpieza, y si es posible, hasta la tabla de planchar. Recuerda que los productos peligrosos deben estar en las zonas más altas de los armarios.

¿Y el reciclaje de los residuos? Intenta clasificar los residuos que habitualmente se generan en una casa dentro de cubos, es decir, un cubo para los residuos orgánicos, otro para los plásticos, otro para el vidrio, y otro para el papel y cartón. Debemos aportar nuestro granito de arena reciclando lo más que podamos.

Mantener ordenada y organizada una cocina es cuestión de mentalizarse y proponérselo, pero los resultados merecen el esfuerzo.